DIME QUÉ COMES Y TE DIRÉ QUIEN ERES.

Nos gusta hablar de comida, de cocina, de platillos favoritos.

Comer, no es solo alimentarse para vivir, es una cultura, es un arte, es un gusto, es una forma
de convivir, es una manera de expresar sentimientos, es un decir te quiero, me caes bien,
quiero agradarte.

 

La comida es una manifestación histórica en pueblos y naciones, habla del lugar donde estas,
de lo que sucede en él, de su esencia y personalidad.

 

En las familias, es una tradición, es ir acumulando las costumbres de los bisabuelos, abuelos,
padres, hijos y nietos. Es un acervo familiar. Es un tesoro. Si analizas lo que se come en casa,
bien puedes imaginarte la historia de esa familia , su origen geográfico, sus antecedentes, sus
antepasados, las costumbres, los hábitos, las mezclas y muchas otras cosas más que se
delatan al ver la forma de servir la mesa, los menús, los platos cargados de sabores, olores y
colores.

 

Ninguna reunión más agradable y más cordial que la que se celebra alrededor de la cocina, de
la comida, de los amigos, de la familia, de una buena conversación interesante, de unos
buenos tragos y en un ambiente bello y estéticamente estimulante.

 

Te invitamos, en LA LECHE, a que formes parte de esta experiencia que te llenará el alma y
nutrirá tu cuerpo con exquisitos sabores que vienen desde la esencia de los que nos gusta
comer y comer bien.