LA LECHE

La Leche es un restaurante que impacta, sorprende y no puedes dejar de ver desde que pasas
frente a él, te quedas cautivado, embelesado, hechiza al mirarlo, invita a explorarlo y descubrir
los placeres que ofrece para el paladar, para los sentidos, para el alma.

 

Desde sus inicios hace ya trece años ha conservado su esencia innovadora, exótica, auténtica,
personal y hasta un poco rara, ya que es un espacio que rompe esquemas, se sale de lo
convencional y es justo eso lo que lo hace de La Leche un restaurante imperdible en tu
estancia en Puerto Vallarta.

 

Su concepto único habla por sí solo, no necesitas palabras para describirlo ya que el diseño
delicadamente pensado nos muestra su peculiar forma de ser, su alma. Solo con verlo sabes
que estás a punto de experimentar un momento mágico, en donde tus sentidos se potencian y
tu visita tomará otra dimensión.

 

La idea de los colores neutros, monocromáticos, en donde el blanco es el lienzo perfecto para
que el chef junto con sus cocineros realicen sus mejores obras culinarias, cargadas de sabores
y aromas pero sobre todo de color, esos colores que sobre el lienzo blanco de la atmósfera y
sus platos ,hagan lucir magistralmente el verde del aguacate, el rojo intenso de los tomates, el
amarillo del jugoso mango, el café de los caramelos del pato, los morados de las flores que
adornan cada platillo, el negro de los moles, el violeta del carpacho de betabel, los naranjas de
los cangrejos son todos esos colores acompañados con aromas exquisitos del vino, la
mantequilla, la cebolla, el ajo… un festín para los sentidos, un alimento para el corazón.
Igual de importante para nosotros en La Leche es la coctelería.

 

El chef de barra se encarga de embellecer con colores y sabores los tragos que son presentados
en vasos y copas diseñadas para cada uno de esos elixires que recorrerán tu paladar despertando
sensaciones que completarán la experiencia culinaria que experimentas al visitar La LECHE en Puerto Vallarta.